¿Un 0km o un usado?

Llegamos a la decisión de comprar un vehículo y aquí aparece la disyuntiva: ¿vamos por un 0km u optamos por un usado?

Un punto a tener en cuenta es la economía: tanto a nivel general como la nuestra propia.
A nivel general pueden existir factores económicos que dificulten la compra de un vehículo, por lo que hay que tener en cuenta las posibilidades de financiamiento que nos puedan acercar al modelo buscado.
Además, también se puede recurrir a la entrega del usado propio como parte de pago, lo que puede permitirnos acercarnos aún más al vehículo deseado.
Otro punto a considerar es el gasto que implica cada operación además del gasto posterior para mantenimiento del auto, lo que hace que muchas personas se inclinen por un semi nuevo, sumado a que los 0km tienen garantías y beneficios propuestos por las automotrices que los usados no incluyen.
En verdad, en cuanto a costos, los precios de los semi nuevos y los nuevos no difieren tanto, como puede ser el caso de modelos con varios años de rodaje, lo que hace que no tenga tanto sentido optar por un usado.
También hay una diferencia tecnológica a favor de los 0km, ya que en los últimos años se fueron incorporando mejoras en el confort, conectividad y economía.
Además, el valor de reventa será muy distinto en un caso u en otro.
Por último, en la actualidad existen una infinidad de opciones de pago propuestas para poder facilitar la compra de un 0KM. Si queda alguna duda, ¡no dudes en contactar a nuestros asesores para brindarte más información!.