Consejos útiles para comprar un 0km (parte 1)

Todos alguna vez empezamos a idear el sueño de tener nuestro 0KM. El momento de comprar, está anticipado no sólo de ganas sino también de un proceso de decisiones que debemos tomar para elegir el modelo que realmente nos satisfaga. 

Comprar un OKM, no sólo es una gran inversión sino que moviliza un gran números de búsquedas de información, comparaciones, expectativas iniciales, miedos y ansiedades, etc. Y todo ello procurando el mejor precio para el auto o camioneta que estamos buscando (sin mencionar que intentamos evitar engaños, estafas, o promesas incumplibles).
Para evitar muchas complicaciones comunes, compartimos algunos consejos para evitar situaciones negativas y sacar el mejor provecho de nuestra decisión:

1) En general se empieza con las ganas de tener un 0km. Y desde ahí, se comienza a pensar en la marca y el modelo. Incluso, aunque ya tengamos una idea fija y una decisión firme tomada desde el inicio, muchas veces, al momento de conocer el vehículo no nos termina de convencer u otros modelos se roban nuestra atención.
El consejo entonces, es tener una idea de lo que se desea: un vehículo urbano, o uno familiar, o uno que necesitemos para trabajar con carga, con que implementos, etc. A partir de ahí, podemos comenzar a buscar entre las distintas marcas (sugiriendo que comiencen con la cartera de modelos de Volkswagen), aquellos vehículos que se acerquen a nuestra necesidad y ya empezaremos a reducir las opciones.

2) Una vez que tengamos una idea de lo que buscamos, lo ideal es recopilar información sobre los vehículos de nuestro interés y realizar una comparativa de precios publicados y opciones de equipamiento para acotar aún más nuestro proceso de decisión.  Este punto es uno de los más importantes y requieren mucha investigación, que puede resultar algo engorrosa, pero finalmente te acercaran a la mejor opción. En nuestro artículo sobre Decidirse por un 0km ampliamos más este punto para que sepas lo que debes tomar en cuenta.

3) El siguiente paso es acercarse a un establecimiento y conocer los modelos. Nuestra recomendación es que se acceda a un concesionario oficial, como Alra, con trayectoria en el mercado y que administre una gran cantidad de operaciones.

4) En el concesionario, si bien podemos sentir algo de desconfianza, es muchas veces alimentada por mito popular. Un concesionario oficial cuenta con el respaldo de marca, y es allí donde podemos contar con el asesoramiento de un profesional que nos puede guiar sobre las modalidades de pago y las especificaciones del vehículo. Este momento es muy importante para poder quitarnos muchas dudas que podemos tener y evitar engaños. Recordemos: la decisión siempre es nuestra.

Para saber más, te invitamos a continuar leyendo acá